últimas noticias:

Israel acusa a Irán de un ataque con cohetes en los Altos del Golán

La aviación israelí lanza una operación de represalia contra las fuerzas de Teherán en Siria

JERUSALÉN, MAYO 10, 2018.- Irán parece haber lanzado el ataque de represalia temido por Israel en las últimas semanas. Un portavoz de las Fuerzas Armadas informó pasada la medianoche del miércoles del bombardeo con 20 cohetes lanzado desde posiciones iraníes en Quneitra, al suroeste de Siria, contra instalaciones militares en los Altos del Golán, meseta siria ocupada por fuerzas israelíes desde 1967. El ataque se produce al día siguiente de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, retirara a su país del acuerdo nuclear suscrito en 2015 por las grandes potencias con Irán. “Israel ve este ataque iraní de forma muy grave“, dijo el portavoz militar.

Israel acusa a Irán

Parte de los proyectiles fueron interceptados por el escudo defensivo antimisiles Cúpula de Hierro y el resto impactó sin causar bajas en recintos castrenses israelíes. Las autoridades han ordenado a la población civil que se mantenga en los refugios antiaéreos hasta nueva orden, mientras el Ejército ha desplegado a miembros de la Defensa Civil. La prensa israelí revelaba poco después que cazas de la Fuerza Aérea estaban lanzando una incursión de castigo contra bases de la Fuerza Al Quds, el cuerpo expedicionario de la Guardia Revolucionaria de Irán en Siria, según informaciones atribuidas a la ONG Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

Las sirenas antiaéreas sonaron por primera vez en el Golán a las 00.10 del jueves. El Ejército israelí identificó a lo largo de miércoles “actividades irregulares” de fuerzas iraníes y chiíes asociadas con el régimen del presidente Bachar el Asad. El Gobierno ordenó abrir al público los refugios antiaéreos en los Altos del Golán, al tiempo que movilizaba unidades de reservistas para reforzar la defensa de las fronteras.

La agencia estatal de noticias siria SANA informó en la madrugada del jueves de un ataque con misiles atribuido a Israel contra una base militar situada al sur de Damasco, donde la Guardia Revolucionaria supuestamente almacenaba cohetes. Posteriormente aseguró que también alcanzaron un radar militar. Al menos 15 combatientes leales a El Asad murieron en el bombardeo, entre ellos nueve iraníes y milicianos chiíes.

Con información de EL PAIS

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*