últimas noticias:

Reunión de G-7 entre amenazas comerciales de Trump

"No tienen elección, deben hacerlo, porque de otro modo, no comerciaremos"

QUEBEC, CANADÁ, JUNIO 9, 2018.  Ante sus homólogos líderes de los países más ricos del mundo, en la reunión de los G-7, Donald Trump habló sobre endurecerse contra la Unión Europea y el resto de los países aliados sobre comercio y advirtió que Estados Unidos dejará de comercial con aquellos con los que no logre un acuerdo para rebajar los aranceles.

Luego de que Trump impusiera aranceles sobre el acero y aluminio de México, Canadá y la Unión Europea, muchos son los países que han buscado represalias comerciales. El presidente ha declarado la guerra contra el déficito comercial y reclama rebajas arancelarias significativas para revertir una situación que en su mente considera injusta. “Somo la hucha de cerdito a la que todo el mundo roba”, lamentó Trump en una comparecencia ante la prensa, justo antes de abandonar un G-7 dominado por las discusiones comerciales y también por la creciente imagen de distancia entre Washington y sus tradicionales aliados reunidos en Canadá.

Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Francia, Alemania, Italia y Japón concluyen este sábado dos días de reuniones difíciles con críticas públicas, a cuenta del giro aislacionista de la nueva administración de Trump.

Aún así, el republicano aseguró que “la relación con Angela Merkel y Emmanuel Macron es de 10”. “No los culpo a ellos sino a mis predecesores, no sólo a Barack Obama, esto lleva 50 años”, asegura un malinformado Trump.

Ahora, sin embargo, quiere cambios. “No tienen elección, deben hacerlo”, recalcó, “porque de otro modo, no comerciaremos”. Así habla el presidente impuesto a no pensar bien sus afirmaciones y a no tomar en cuenta las consecuencias.

Estados Unidos, el país más rico del mundo gracias a la variedad de gente de todo el mundo debido a lo que ahora Trump considera malo, como lo es la inmigración, importa de otros países mucho de más de lo que exporta. Este desequilibrio de 556 mil millones de dólares el año pasado, saca de quicio a Trump.

Éste lo atribuye a las diferentes reglas de juego entre países y lo culpa de la pérdida de empuje fabril de la economía y la consiguiente pérdida de empleos bien pagados, soslayando el efecto de la robotización. En este contexto, ha aprobado aranceles contra China pero también contra Canadá, México y la Unión Europea sobre el acero y el aluminio, lo que estos países han respondido anunciando represalias.

“La Unión Europea es brutal”, criticó, “y cuando se lo digo sonríen”. Acto seguido puso como ejemplo el sector lácteo de Canadá, al que lleva varios días refiriéndose, y criticó el gravamen del 270% que su vecino del norte aplica a la leche de EUA.

Los aranceles a la leche son un debate recurrente en Canadá. El gobierno de Ottawa tiene un sistema de control de oferta para proteger a los productores locales y, cada vez que negocia un tratado comercial, le piden que abra ese mercado, informa Jaime Porras desde Montreal.

El primer ministro, Justin Trudeau, recalcó hace poco que no modificará este sistema en las negociaciones para reformar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte TLCAN con EUA y México, lo que ha molestado mucho a Trump.

Con información de El País

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.