últimas noticias:

Trump estará en Otay Mesa este martes para supervisar los 8 prototipos

Policía Federal vigilará lado Mexicano en Otay

TIJUANA, MARZO 12, 2018.- En unas horas más Donald Trump (en una estricta burbuja de seguridad) dará un paso más para acercarse a su promesa de campaña y con ello mostrar a los electores que está decidido a sellar la frontera con México mediante un muro de 9.14 metros de alto que lejos de frenar la migración indocumentada es considerado como un “trofeo político” para los radicales y nacionalistas estadounidenses.

Su visita programada para las 12:00 horas de este martes 13 (aunque sólo el Servicio Secreto -como siempre- la Casa Blanca conocen la hora exacta del arribo y el itinerario del magnate) acudirá a las afueras de San Diego para -en su frontera sur- pararse frente a los ocho prototipos, ser fotografiado y mandar un twett así como un mensaje visual de que su palabra empeñada en campaña se cumple! aunque el Congreso de los Estados Unidos mantenga una opinión contraria a “la Muralla Trump” que no solo cuesta una millonada para las arcas estadounidenses sino que representa una puesta en escena de un Reallity Show jamás antes visto en el mundo contemporáneo.

Estamos hablando de construir una moderna muralla que costará 33 mil millones de dólares para construir y equipar un muro que no buscarán trepar los indocumentados porque justamente para eso se han utilizado túneles, cruces ilegales por mar por el espacio aéreo norteamericano e incluso el Buró de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) ha denunciado cruces ilegales por sus garitas impenetrables, con la ayuda de oficiales de migración estadounidenses.

El muro cuyo presupuesto inicial fue de 12 mil millones de dólares se fue a 20 mil tan solo del 2017 al 2018. Y lo que es más revelador, en realidad los profesionales de la construcción saben que será materialmente imposible sellar la frontera con sus extensos tres mil 169 kilómetros de longitud, desde el Océano Pacífico pasando por la frontera de Tijuana-San Diego, hasta el Golfo de México donde los vecinos allá son (Matamoros Tamaulipas-Brownsville, Texas)

Pero las complicaciones técnicas o la afectación a las Zonas Protegidas como lo es el caso de los humedales o accidentes de terreno como la zona de cañones entre Tijuana y Tecate, claro que hará imposible que el proyecto tenga continuidad y ni se diga con las zonas desérticas como Altar, Sonora, que dejó de ser paso de migrantes por lo inhóspito del lugar.

Desde este lunes se han colocado cajas de tráiler, las más altas, para impedir la visibilidad del evento que se estima tendrá una duración no mayor a 15 minutos. Desde la frontera de Tijuana, desde aquí donde se encuentran las colonias más pobres de la ciudad, en mismísimo Nido de las Águilas (así se llama uno de los últimos fraccionamientos al noreste de la ciudad) la presencia de unidades de la Policía Federal es más que evidente, destaca: su objetivo es cuidar al magnate de cualquier atentado desde el lado mexicano como ha ocurrido en múltiples ocasiones desde el arranque del Operativo Guardian en 1994.

En múltiples ocasiones desde este punto de Tijuana residentes y migrantes han arrojado rocas a los vehículos de la Patrulla Fronteriza a tal extremo que enfurecidos, los oficiales federales estadounidenses -al sentirse agredidos- han respondido con detonaciones de sus armas dirigidas a territorio nacional.

La historia de devolver piedras por balas calibre .40 no es una historia nueva sólo que dejó de ser noticia! Esto, en virtud de que la población migrare dejó de cruzar por estas zonas con la misma frecuencia, hace más de una década.

Pero aunque el presidente de México no esté tan contento con Trump por haberlo llamado “loco” vía telefónica y luego ridiculizarlo a los cuatro vientos en un evento en Pensilvania el gobierno de México lo protegerá desde su frontera noroeste.

Por lo pronto, la fotografía de arriba muestra el escenario que “observarán” aquellos que se aproximen a la frontera donde por acuerdo binacional se ha solicitado que no haya vuelo de drones para registrar desde el lado mexicano la visita del presidente de Los Estados Unidos a estos muros de cemento que forman los ocho prototipos de los cuales un estilo, uno de ellos se extenderá desde el estado de California (declarado santuario de la migración) hasta el amplísimo territorio de Texas que por cierto, alguna vez igual que California, fueron -algún día- propiedades de México.

FOTO: YURI CORTEZ/AFP

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.